Skip to content

La vida es eterna en cinco minutos

08 10 2007

La vida es eterna en cinco minutos

potc3_pearl_in_maelstrom.jpg

Maelstrom

08 10 2007

Silencio interior (satori de luto)

Permanecer en silencio interior desde las 00.00 horas del día 8 de Octubre de 2007 hasta las 00.00 del día 8 de Octubre de 2009

09 10 2007

En mi comienzo está mi fin

*El tiempo y la campana han sepultado el día,

la nube negra se lleva allá el sol.

¿Dará la vuelta el girasol hacia nosotros, se doblará

abajo la clemátide, se inclinará a nosotros;

se agarrarán y aferrarán la ramita y el zarcillo?

¿Gélidos

dedos del tejo se enroscarán

sobre nosotros? Después que el ala del martín pescador

ha respondido luz a la luz, y queda callada, la luz sigue

** estando en el punto fijo del mundo que da vueltas

Thomas Stearns Eliot

10 10 2007

Adiós

Jacques Derrida subraya como el adiós no debe saludar más que “la necesidad del no-retorno posible, el fin del mundo como final de toda resurreción”. El “adiós”, en otros términos, no debe en absoluto significar una cita con Dios sino, contrariamente, una despedida definitiva, un abandonar irremisiblemente tanto al otro muerto a su desaparición como al superviviente a la privación rigurosa de toda esperanza en alguna superviviencia, ya sea ésta del otro, o bien, aplazada, la de mí mismo que saluda al otro y a quien otro saludará en otra ocasión.

[…] es preciso reconocer en cada muerte el fin del mundo y no, simplemente, el fin de un mundo […] la aniquilación sin reserva ni compensación “del solo y único mundo” que “hace de cada ser vivo un ser vivo solo y único”.

J-L. N.

11 10 2007

En mi comienzo está mi fin

Arthur Rubinstein – Piano Sonata no. 2, Op. 35 (‘Funeral March’) in B-flat minor – Marche funebre- Lento (Chopin)…

11 10 2007

La melancolía

Poderosa eres tú oscura boca

en el interior, figura

formada de nubes de otoño,

quietud dorada de la tarde,

un torrente que brilla verdoso

en un sitio de sombras

de pinos rotos;

una aldea

que humilde muere en imágenes sepia.

Allí saltan los caballos negros

en pastos de niebla.

¡Vosotros, soldados!

Desde la colina, donde rueda el sol moribundo,

se precipita la sangre riente —

¡bajo encinas

atónita! Oh fragorosa melancolía

del ejército; un casco radiante

se hundía sonoro de frente púrpura.

En la noche de otoño tan fría viene

espléndida de estrellas

sobre ornamentas quebradas de hombres

la monja silente.

Georg Trakl

Traducción de J. L. Riera

12 10 2007

En mi comienzo está mi fin

En mi comienzo está mi fin, en sucesión se levantan y caen casas,
se desmoronan, se extienden, se las retira, se las destruye, se las restaura,
o en su lugar hay un campo abierto, o una fábrica, o una circunvalación.
Vieja piedra para edificio nuevo, vieja madera para hogueras nuevas,
viejas hogueras para cenizas, y cenizas para la tierra, que ya es carne,
piel y heces, hueso de hombre y animal, tallo y hoja de maíz.
Las casas viven y mueren, hay un tiempo para construir
y un tiempo para vivir y engendrar,
y un tiempo para que el viento rompa el cristal desprendido
y agite las tablas del suelo donde trota el ratón de campo,
y agite el tapiz hecho jirones con un lema silencioso.
En mi comienzo está mi fin. Ahora cae la luz a través del campo abierto,
dejando la hundida vereda tapada con ramas, oscura en la tarde,
donde uno se apoya contra un lado cuando pasa un carro,
y la vereda hundida insiste en la dirección hacia la aldea,
hipnotizada en el calor eléctrico.
En cálida neblina, la sofocante luz es absorbida, no refractada,
por piedra gris, las dalias duermen en el silencio vacío,
esperad el búho tempranero

Thomas Stearns Eliot

12 10 2007

La Palabra en el desierto

Las palabras se mueven, la música se mueve
sólo en el tiempo; pero lo que está sólo vivo
sólo puede morir. Las palabras, después del habla, tienden
al silencio. Sólo por la forma, la estructura,
pueden las palabras o la música alcanzar
la calma, como un jarrón chino sigue
moviéndose perpetuamente en la calma.
No la calma del violín, mientras dura la última nota,
no, eso sólo, sino la coexistencia,
o, digamos, que el fin precede al comienzo,
y el fin y el comienzo siempre estuvieron ahí
antes del comienzo y antes del fin.
Y todo es siempre ahora. Las palabras se esfuerzan,
se agrietan y a veces se rompen, bajo la carga,
bajo la tensión, resbalan, se deslizan, perecen,
se deterioran de imprecisión, no se quedan en su sitio,
no se quedan quietas. Voces chillonas
regañando, burlándose, o meramente charloteando,
las atacan siempre. La Palabra en el desierto
es atacada sobre todo por voces de tentación,
la sombra que grita en la danza funeral,
el ruidoso lamento de la quimera desconsolada.

Thomas Stearns Eliot

13 10 2007

Consolación, desolación

[…] el “adiós” no debe saludar más que “la necesidad del no-retorno posible, el fin del mundo como final de toda resurreción”. […]

Quiero a mi vez saludar aquí ese saludo y no recusar la recusación que conlleva, sino intentar esclarecerlo de otro modo, en la medida que sea posible aportar en esta materia [la muerte] alguna luz y que no sea necesario, al contrario, mantener sobre ese asunto los ojos cerrados, definitiva y obstinadamente cerrados sobre todo lo que no depende de una noche ni de un sueño sin expectativa ni despertar. Unos ojos abiertos, por consiguiente, hacia la noche, en la noche y ellos mismos nocturnos: unos ojos que ven el fin del mundo, no representado ante ellos sino en ellos, desencadenando el derrumbe de la visión y el tacto de la noche misma. La noche frente a los ojos, como si se tratara de otros ojos que detendrían y ahogarían en aquellos toda posibilidad de visión, de intencionalidad, de dirección, de orientación y de recurso fuera del adiós sin retorno.

Para que mi saludo sea digno de su nombre debe saludar sin redención pero debe saludar. La palabra “saludo” designa la interpelación, la invitación o la inyunción con vistas al ser-salvo. Lo salvo (salvus) es lo que permanece entero, indemne, intacto. Lo salvo no es por consiguiente lo salvado, sustraído a la herida o a la mácula que le habría afectado, sino que es eso (o ése o ésa) que permanece intacto fuera de alcance. Que no ha sido nunca afectado. Así, el muerto se lleva con él, como suele decirse, el mundo único y solo que él fue. Arrastra así el mundo entero, pues un mundo no es mundo más que siendo único, solo y completamente intacto. Solus, salvus: no hay más saludo que de lo solo; ahora bien, lo solo es lo desolado por excelencia: devastado, desertado, arrojado al aislamiento total (desolari).

Jean-Luc Nancy

23 10 2007

El cerco en llamas

«Cuando Celan nos dice:

Wurfscheibe, mit Vorgesichten besternt, wirf dich aus dir hinaus

lo que podría ser traducido como

Disco, constelado de previsiones, lánzate fuera de ti

¿Qué es lo íntimo de esta intimación? Se lo puede comprender así: cuando la situación está saturada por su propia norma, cuando el cálculo es inscrito sin descanso, cuando no hay vacío entre saber y prever, entonces es preciso poéticamente estar listo a salir fuera de sí mismo. Pues la nominación de un acontecimiento, en el sentido que hablo, suplementación indecidible, debe ser nombrada para advenir a un ser-fiel, esto es a una verdad; esta nominación es siempre poética. Para nombrar un suplemento, un azar, un incalculable, es preciso apoyarse en el vacío del sentido, en la ausencia de las significaciones establecidas, con peligro de la lengua. Es necesario entonces poetizar, y el nombre poético del acontecimiento es lo que nos lanza fuera de nosotros mismos, a través del cerco en llamas de las previsiones»

Alain Badiou

17 11 2007

Un rincón para dos

robert_gober_untitled-41183235949.jpg

Robert Gober

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: